octubre 23, 2013

Miedo líquido


Todo gira en torno a su mirada y sus palabras;
la luz,
el cielo que se bate por no llorar;
la tristeza te corre
te corroe,

el miedo líquido
resbala por la piel del alma.

La zozobra del miedo
te ronda
tibia

Sigues en pie,
la vista en otro tiempo,
no este,
otros ojos,
que no estos,
otro tiempo,
tiempo de madres y padres,
tiempo de un plural nonato.

Temblor en tus labios,
recuerdos,
el pum pum decreciente de tu yugular
bajo la blanca piel de rosa,
fluyen
desde dentro de ti.

El miedo líquido resbala
desde tus muñecas
y gotea
llenando de miedo el suelo de tu recamara.

Sigues en pie,
recordando su mirada;
sus ojos tras tus ojos
te absorben, te llaman,
y respondes.

Ya no estás en pie,
pero sigues
digna.

Termina el miedo líquido
todo se detiene.




No hay comentarios: