diciembre 26, 2008

Ausencia Vespertina

Cuando la tarde
limpia las calles
cuando las sombras trepan
las paredes
espectros resucitados
buscando un alma expectante
que ofrezca calor
me convierto en fantasma también
buscando un cuerpo
refugio abierto
refugio mío
refugio mujer
por días enteros
ando las avenidas
ultrajadas por motores
grito
lloro
pierdo mi voz
en el laberinto ocre
lánguido sol que muere
sin herencia ni pasión
sin un guiño de complicidad
abandonado en agonía
sin piel
me lamo las costillas
para matar el tiempo
de soledad
de sociedad con el viento
saber que existe y no está
que vuelve con el alba a su sitio
saber las mañanas sin noches
que un crepúsculo nace
llenando de zozobra
este mundo
vacío de nuestros cuerpos

1 comentario:

Inanna* dijo...

Como fue que no me había encontrado con éste lugar...

Pero bueno, ya que lo vi, estaré pasando cada vez que se pueda.

Felicidades Macario.

Un abrazo!